La culpa ante el suicidio de un ser querido

Escrito por Luz. Publicado en Articulos

La muerte de un ser querido es de por sí sumamente dolorosa y dicho dolor se intensifica cuando esta persona se ha suicidado, el dolor que queda tras una pérdida inexplicable genera una serie de sentimientos encontrados y sobre todo de preguntas que nunca encontrarán respuestas.

 

Y esta muerte se vuelve peligrosa para los miembros de una familia porque se tiende a ocultar o no hablar de ello, se reprime el dolor al no encontrar explicaciones y es por ello que las generaciones siguientes más adelante se encuentran totalmente vinculados a la muerte...porque captan la culpa inconsciente que experimentan los sobrevivientes.

Es justamente la culpa que se siente ante un suicidio lo que la hace más peligrosa, porque al sentir culpa me martirizo mentalmente...inclusive puedo llegar a enfermar o tener conductas autodestructivas y luego si tengo hijos ellos al verme deprimido y con pocas ganas de vivir, buscarán repetir mi historia por lealtad familiar.

He tenido casos en donde los hijos se quedan directamente “viendo” al padre muerto aunque no sepan conscientemente que se ha suicidado, pero como la madre ha quedado con sentimientos de culpa, entonces ellos “saben inconscientemente” que hay algo doloroso “un secreto” que buscarán con su actitud que salga a la luz. En estos casos los hijos con su comportamiento le dicen al padre que queda “Mejor sea yo que tú… lo hago por ti” y pueden empezar a buscar ellos mismos el suicidio, manteniendo inclusive una actitud distante encerrandose en sí mismo, lo cual va a llevar al padre que aún vive a perpetuar su sentimiento de culpa.

¿Qué hay detrás del suicidio?

  • La muerte de un ser querido y deseos de seguirle
  • Atentar contra el orden de origen (juicios y resentimientos por los padres)
  • “Prefiero desaparecer yo antes que tú” “Te sigo”
  • Deseos de expiar una culpa (abortos o muerte temprana de un hijo)

¿Qué actitud soluciona?

  • Vivir el duelo diciendo a todos abiertamente que el familiar se ha suicidado. Inclusive a los hijos.
  • Respetar la decisión y el destino del familiar eso es amoroso para con ellos y para con nosotros: “Respeto tu decisión y siempre seguirás siendo... (el padre de mis hijos, mi hermano, mi madre o padre, etc. según el caso)
  • Ir hacia la vida con proyectos metas y sueños: respetando el destino del familiar que se ha suicidado… siendo consciente de que en la medida que viva una vida con propósito, honro el destino del que ha muerto… de esa manera su muerte no es en vano
  • Fomentar el vínculo con el familiar fallecido haciendo algo en su memoria que involucre a otras personas (ONG, Fundación, etc.), porque de esta manera ese ser que dio su vida vive a través de los actos de sus descendientes


Si quieres saber más información del tema puedes realizar nuestro curso online Superar el Duelo y las Pérdidas (Pulsa para ver información) o si lo que deseas formarte para apoyar a otras personas con diferentes técnicas sistémicas, puedes realizar nuestra Formación online Coaching Sistémico (Pulsa para ver Información)

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org