Traumas alojados en el cuerpo

Escrito por Luz. Publicado en Articulos

"La energía del trauma de origen es parecida a la de una tormenta eléctrica, que propaga tensiones a lo largo y ancho de todo el sistema biológico"

John Bradshaw

 

El poder que tienen las compulsiones emocionales (la rabia,el miedo, la vergüenza, la culpa o la tristeza) es muy poderoso, porque dejan una profunda huella corporal, que se puede mantener a lo largo del tiempo si no son exteriorizados.

A lo largo de nuestra vida los traumas van quedando como improntas en el cuerpo. Toda persona tiene un mecanismo natural de actuar ante las amenazas, cuando se activa una serie de acciones defensivas frente a una amenaza, algunas de las acciones que constituyen una respuesta adaptativa pueden ser ineficaces, verse interrumpidas o incompletas; como por ejemplo una persona que es víctima de abusos sexuales puede haber querido huir de su agresor, pero se ve más débil y no lo hace. Entonces esas acciones defensivas incompletas se pueden manifestar más adelante bajo forma de síntomas crónicos.

Inclusive una persona que no se ha podido defender de un ataque o bien no pudo reaccionar y accionar en un momento determinado, más adelante en su vida puede actuar y reaccionar de manera distorsionada., ante cualquier situación en donde se reavive la vieja herida e inconscientemente sienta la necesidad de defenderse y actuar desproporcionadamente (sobre todo en las fechas aniversarios del acontecimiento original) y la mayoría de las veces va acompañada de un estado de crónico de tensión o una falta de tonicidad en los músculos o de insensibilización de algún grupo muscular determinado.

El problema de la situación traumática es que una acción determinada no puede continuarse y esto genera frustración en la persona , lo que la llevará a estar en la vida con una actitud defensiva o sumisa. Esto fomenta un “reacomodo de su estructura corporal” que tiende a disminuir su energía vital y por ende su capacidad de logro, bienestar y salud.

Lo que ocurre en una situación traumática es que las sensaciones quedaron ancladas al cuerpo que fueron inhibidas… esto ha generado una serie de pensamientos subyacentes que detonan emociones que no encuentran maneras de expresarse y entonces se genera una gran tensión interna que resta energía al cuerpo físico, emocional, mental e inclusive espiritual.

Sensación ---> Pensamiento ----> Emoción

¿Cómo se sanan los traumas?

  • Liberarse de la tiranía mental, que hace quedarse en los pensamientos catastróficos que detonan las emociones.
  • Movimiento corporal que ayude tomar conciencia del cuerpo lo cual permite desestructurar las fijaciones emocionales, retornar a las sensaciones corporales aunque en un inicio sea perturbador.
  • Desarmar las estructuras emocionales que ha quedado bloqueadas.
  • Experimentar las cosas tal como son, sin análisis o juicios… sin buscar explicaciones.

En esto y en muchas otras cosas profundizaremos en el curso online "Técnicas y Liberación de Traumas"

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org