¿Qué hay detrás de toda relación de pareja?

Escrito por Luz. Publicado en Articulos

En las familias y en las parejas no existe una relación de dos personas…

siempre son relaciones entre dos sistemas.
Bert Hellinger

 

Cuando una pareja decide tener una relación de pareja ambos pertenecen previamente a una familia, con sus creencias y visión de vida. Cada miembro de la pareja viene con su propio cargamento que hace que tenga actitudes propias consecuencias de su dinámica familiar. El problema surge cuando cada quien piensa que la visión de vida proveniente de su sistema familiar es la manera correcta de vivir, tanto para sí misma como para la pareja.

Si bien es cierto que cada quien tiene su propia historia, es necesario respetar al otro tal y como es… inclusive con su historia familiar, reconociendola como la mejor familia para él o ella. Por más diferente que sea nuestro sistema familiar, entender que su familia suma en lugar de restar. Sólo de esa manera se puede construir una relación de pareja saludable y con alguna proyección de futuro.

¿Qué pasa cuando la familia de mi pareja siempre se inmiscuye en la relación?

  • Existe una sobreprotección del hijo(a): puede que sea hijo único o bien porque algunos de los padres ha estado ausente y el hijo(a) ha pasado a ocupar un lugar que no le corresponde ante el padre o la madre. En estos casos es recomendable no decirle nada, simplemente dejando que el otro resuelva sus problemas con sus padres; aunque si es importante recordarle que no descuide sus responsabilidades con sus propios hijos o pareja...por supuesto sin hacer referencia a los padres.
  • Nadie es suficientemente bueno para su hijo(a): Se debe a que uno de los padres ha estado insatisfecho en su propia relación de pareja y tiene temor que su descendencia pase por lo mismo. Es recomendable, no confrontar a los padres de la pareja...sino mostrarles respeto y comprensión ante su inseguridad, es sólo a través del tiempo que te puedes ganar su confianza.
  • Controlar como viven su vida: Normalmente se debe a la inseguridad que les produce ya no llevar el control de la vida del hijo. Tienden a ceder cuando tienen nietos, porque ahora tienen a alguien nuevo a quien prestarles atención.

¿Cuál es la solución?

  • Mantenerse al margen: comprendiendo que son sus padres y que desean lo mejor para su hijo(a). Que es sólo su hijo el que tiene que darte tu lugar y poco a poco irse desprendiendo de ellos, para estar presente en su nueva familia. Recuerda que es un proceso progresivo y para algunas personas es muy sencillo y para otras es más complejo por la sobre vinculación.
  • Tener una mirada amplia: Ver más allá de lo aparente. Si tu suegra te critica todo lo que haces… ver detrás de ella y observar a su propia madre… a todas las mujeres de su familia.. quizás también fue muy criticada y simplemente se relaciona contigo como lo hizo con su propia madre o padre. Además de también preguntarte a ti mismo ¿Quién en tu propio sistema te criticaba? Puede que inconscientemente se te esté presentando esa situación para sanar tu propia herida.
  • Jamás faltarles el respeto o ir en contra de ellos: Son y siempre serán los padres de tu pareja, si le amas es importante que comprendas que si el o ella está vivo es gracia a esos padres. Lo que es ahora… es gracias a esos padres. Ellos también serán los abuelos de tus hijos y recuerda que tus sentimientos expresados o no ellos lo tomaran.
  • No interferir en sus asuntos o conflictos: Cuando quieres encargarte de solucionar los asuntos de ellos, ocupas un lugar que no te corresponde. Esto desencadena más adelante “molestias” porque si quieres ayudar es porque en el fondo “te sientes más grandes que ellos” y esto al final genera resentimientos y desconfianza de parte de ellos.
  • Jamás contar tus intimidades o problemas de pareja a ellos: Aunque tengas la sensación de que están de tu parte, llevan la sangre de tu pareja al final son su familia y a la larga todo lo que digas o hagas puede ser usado en tu contra en un momento determinado. Algunas veces cuando no hemos tenido una relación muy estrecha con nuestros padres, buscamos en nuestros suegros unos padres...por más afecto que puedan sentir por ti, ellos jamás podrán ocupar el lugar de tus padres por más dolor que esto te pueda producir. Y en todo caso si pueden reflejarse los problemas que tenías con ellos.

En definitiva un principio sistémico básico es “saber mantenerse en su lugar”, es muy fácil ocupar un lugar que no nos corresponde y es allí en donde inicia el conflicto,  si se pone en práctica los órdenes del amor de Bert Hellinger de seguro se evitan tensiones y conflictos con la familia de la pareja.

Si quieres profundizar en este tema y muchos más puedes realizar nuestro curso online Formación en Constelaciones Familiares (Pulsa para ver). También abordaremos este tema de manera totalmente práctico en nuestro taller “Vivir en Pareja” (Pulsa para ver información) en Monterrey México con Luz Rodríguez.

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org