¿En qué se enfoca la Pedagogía Sistémica?

Escrito por Luz. Publicado en Articulos

Cada día existen más evidencias de que en el proceso de enseñanza/aprendizaje, es necesario tener una visión más amplia de los estudiantes y su entorno. La sociedad actual exige soluciones y cambios profundos en el ámbito educativo, donde no sea solo la transferencia de conocimiento lo importante. En donde el conjunto de factores y elementos que constituyen el entorno educativo puedan ser tomado en cuenta con respeto e inclusión.

 

Por eso se requiere una intervención sistémica, entendiendo como dice el profesor Luis Santiago Almazán (2012)
“El modelo sistémico parte del principio de que cualquier persona está inserta en un contexto, al que llamaremos sistema. En este sentido si un individuo manifiesta una conducta anómala, esa conducta afecta a los que están a su alrededor y, a su vez, ellos mantienen, provocan o inhiben, también, dicha conducta. Es por eso, que lo que hay que observar y donde hay que intervenir no es sólo en el individuo, aislándolo de su contexto, sino en todo el sistema al que pertenece”

Desde ese punto de vista la conducta del niño no se puede estudiar de manera “individualista y aislada”, porque se estaría observando una pequeña parte de un todo más grande. Por eso desde el enfoque sistémico se mira con amplitud a la familia; desde la familia directa del niño hasta la más lejana, así como a la comunidad y cultura donde se está educando al niño. Así como cada miembro de la comunidad educativa inserto en su propia red familiar, que se interrelaciona con otras. Todo esto influye en el proceso enseñanza aprendizaje y se tiene que tomar en cuenta para desarrollar toda la potencialidad creativa de cada niña.

Una de las mayores lacras de nuestra sociedad es la sensación de soledad; que está llevando cada día a la violencia, adicciones e inclusive al suicidio. Dicha soledad surge de que cada persona a lo largo de su vida, está siendo “desmembrado emocionalmente”, con la ausencia de sus padres, la exclusión étnica o racial, siendo uno de los mayores detonantes...los conflictos familiares que hacen que familias enteras se encuentren separadas con resentimientos tras varias generaciones. Entre los que se puede contar el divorcio, los problemas de herencia, etc. Con el enfoque de Pedagogía sistémica se da espacio para que se tome en cuenta al sistema en sí y el conjunto de relaciones que existen entre cada uno de los elementos que afectan al mismo, es por ello que se puede decir que es incluyente y educa para una vida plena.

¿En qué se enfoca la Pedagogía Sistémica?

  • En el respeto a la familia (conocida y desconocida) con sus dinámicas, como principal elemento para la plenitud del niño
  • Se brinda especial atención al desarrollo de la Inteligencia emocional
  • Se respeta la cultura, el medio en donde el niño crece y las vinculaciones que establece con su medio
  • Focalizado en la inteligencia transgeneracional
  • Se respeta a cada miembro del sistema educativo de acuerdo a su antigüedad en la institución
  • Se comprende que los niños tienen una profunda lealtad por sus padres y su sistema familiar y se le acompaña a gestionar las emociones y sensaciones a través de actividades lúdicas
  • Se entiende el proceso educativo no sólo como un proceso de conocimiento intelectual, sino como un proceso holístico y transgeneracional
  • El Maestro es visto como un acompañante en el desarrollo del niño con un profundo respeto a su circunstancias de vida

En palabras del propio Bert Hellinger
“Primero siempre están los padres, luego los alumnos y el último lugar para los maestros. El lugar más seguro desde el cual un maestro puede enseñar, es el de más abajo. Ahí tiene la mayor fuerza. Ahí lo acompañan el destino y la sintonía y así recibe la fuerza para su trabajo”

Cada persona está luchando de manera inconsciente con sus “introyectos” que son todos aquellos conceptos, patrones de conducta, valores morales, éticos, políticos o religiosos, etc., que proceden del mundo exterior y no han podido ser asimilados o aceptados como propios por la persona. Cuando aceptamos sin críticas esas ideas, o conceptos de cualquier tipo, ya sea por educación o porque así lo dicen nuestros padres o personas importantes para nosotros, pero sin estar de acuerdo con ellas, se convierten en introyectos. En la Pedagogía Sistémica se le permite al niño tener libertad y poder decidir que cuestionar o aceptar de lo que le están transmitiendo los demás, se reconocen sus introyectos y se le trata con respeto y de acuerdo a sus necesidades. Por medio de un pensamiento crítico y una visión sistémica.

Si el docente va con humildad ante su propia familia...también puede hacerlo con la familia del niño y la propia institución educativa. De esta manera su profesión cobra un nuevo sentido y está al servicio de la vida. Como padres y docentes necesitamos crear entornos que nutren la creatividad de aprendizaje e inspiren confianza y esto solo es posible cuando el niño es visto como parte de un entorno familiar el cual ama incondicionalmente, a pesar de los conflictos y dinámicas que se presentan en el mismo. Desde la creación de las condiciones óptimas para el aprendizaje, y parte de proporcionar las condiciones adecuadas en el mundo de hoy significa dar a los estudiantes más la propiedad de su aprendizaje, sus exploraciones y descubrimientos, haciendo que se sientan comprendidos e importantes para la sociedad.

*Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestro Máster Propio acreditado por la Universidad de Barcelona “Máster en Intervención Pedagógica Sistémica con Coaching Sistémico”

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org