Causas Sistémicas de la Adicción de un hijo

Escrito por Luz. Publicado en Articulos

¿Por que un hijo adicto?

Fumar, beber alcohol, consumir drogas, realizar compras compulsivas, o jugar sin control son comportamientos a los que algunas personas se habitúan fácilmente. Porque producen satisfacción y llenan carencias y vacíos, produciendo un alivio momentáneo y es lo que justifica el la repetición de dicho comportamiento.

Las personas pierden poco a poco su libertad porque van considerando la adicción como parte de su identidad. Convirtiéndose en adicciones y estos problemas son muy comunes en nuestras sociedades de consumo que convierten en primarias necesidades secundarias. 

¿Qué produce adicciones en los hijos?

Sustituir el amor y la atención por cosas materiales: En las familias modernas en donde los padres muchas veces se ven expuesto a priorizar su vida laboral sobre la familia. Se suelen satisfacer las carencias emocionales de los hijos con infinidad de regalos por el sentimiento de culpa de los padres. Esto acrecienta más el deseo de sus hijos en obtener “cosas exteriores” para satisfacer su vacío interno.

Un duelo abierto por la pérdida de un hijo o aborto (provocado o espontáneo): Cuando en una familia se pierde a un niño, normalmente la pareja que no puede llevar el dolor en conjunto, entonces lo reprime o lo lleva en soledad y eso trae como consecuencia una separación silente entre ellos y sobre todo la madre queda con sentimientos encontrados (ira, culpa, rabia y soledad). Bert Hellinger habla de “que una parte de la mujer muere con el niño”. Los hijos se identifican con el dolor de la madre o del padre y empiezan a buscar también la muerte para atraer la atención de los padres. Podemos observar en estos casos a niños que cuando pequeños son propensos a los accidentes o hiperactivos. Más adelante recurren a las adicciones buscando esa muerte, además de cubrir el vacío de la ausencia por el dolor de uno o ambos padres.

Resentimiento de uno de los padres con el otro: Cuando uno de los padres está molesto por el comportamiento del otro, suele victimizarse y hacer ver ante los hijos que su sufrimiento se debe al otro. Entonces los hijos por lealtad con el padre que sufre, no son capaces de tomar al otro que supuestamente es el “perpetrador”. Por lo tanto rechazan la parte suya que se parece a ese padre, no se sienten aceptados completamente y empiezan repetir con su vida la historia del padre rechazado. O buscan “asesinar” dentro de sí mismos al padre que es supuestamente el perpetrador.

Implicación transgeneracional: Muerte imprevista de un familiar joven cuando la persona adicta era muy pequeña o cuando estaba en el vientre materno. En estos casos el duelo de la familia suele ser muy profundo y suele existir una mezcla de sentimientos de culpa, ira, miedo, etc. Y esto es captado por el niño que suele ser llamado con el apodo o nombre de la persona fallecida o decir que se parece mucho al familiar fallecido. Entonces la persona por identificación termina buscando también la muerte por medio de las adicciones. En casos de ludopatía o compras compulsivas, suele suceder que luego de que alguien se fue a la ruina o muriera en la familia por asuntos de dinero, se crea una sensación de culpabilidad con el dinero, que lleva a no querer retenerlo en las manos.

Lealtad inconsciente a un ancestro: Cuando alguien es excluido o rechazado en la familia, por haber sufrido algún tipo de adicción. Más adelante un descendiente repite en su vida la historia con la finalidad de que esa persona excluida vuelva a pertenecer o sea reconocida de nuevo como miembro de la familia. Puede que tu hijo(a) haya incorporado a esa persona excluida a su vida y la esté representando.

¿Cómo se puede sanar la adición de un hijo?

Existen múltiples especialistas en el área que pueden ayudar, pero si no se sanan las causas ocultas sempre el problema persistirá, sino que se tiende a perpetuar a otras generaciones. A continuación expongo como se puede sanar las causas invisibles

  • Priorizar la educación de tus hijos, por encima de tu éxito profesional o económico por lo menos hasta los 7 años de edad del niño. Recuerda que antes de esa edad el niño se considera totalmente unido a sus padres, por lo tanto cualquier ausencia de ellos, le envía la señal al niño que hay algo malo en él y que necesita hacer algo extra para llamar su atención.
  • Si has perdido a un hijo o abortaste, es necesario que realices el duelo. Que te des tiempo a llorar y sentir el dolor y luego a despedirte de ese hijo. Y recuerda jamás colocarle el nombre a tu hijo de ese niño que murió anteriormente. Hablen en pareja de su dolor, realicen actos simbólicos de despedida (escriban cartas, quemen las cartas, siembren una planta, etc). Recuerda que aunque reprimas el duelo tus hijos captan el mensaje inconsciente
  • Resuelvan sus conflictos de pareja, construyan su relación en base al la admiración y el respeto, Que sus hijos vean que ambos se aceptan y que se aman. Jamás incluyan a sus hijos en sus problemas de pareja y si se separan mantengan el respeto el uno por el otro. La idea es que los hijos no se vean en la necesidad de parcializarse por uno de sus padres en contra del otro.
  • Profundiza y analiza tu árbol genealógico y realiza los cierres de duelos necesarios, cuéntales a tus hijos de tus avances en el área y haz que participen. Realicen actividades en familia, que incluyan a los abuelos, tíos y demás miembros de la familia.
  • Realiza una constelación familiar con un especialista, si no encuentras las causas de la adicción o no tienes los datos genealógicos para adentrarte en las implicaciones sistémicas que pueden estar afectando a tus hijos.

*Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestro curso online Psicogenealogía (Pulsa para ver) o bien si quieres apoyar a otros a descubrir las causas sistémicas de sus problemas familiares puedes realizar nuestra Formación Online de Constelaciones Familiares (Pulsa para ver).

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org